Yo pisé los ESTUDIOS BUÑUEL

Yo pisé los ESTUDIOS BUÑUEL

Cuando aquella tarde de diciembre pisé los Estudios Buñuel, fue para asistir a la grabación del primer UN DOS TRES... A LEER ESTA VEZ. Allí conocí a Luis Roderas - Hoy Larrodera - y no ocultaré que mi primer pensamiento, al verlo allí, a las puertas de las míticas escaleras del programa, mientras una maquilladora le daba los últimos retoques, fue: "¿Y este va a presentar el programa...?" Una mezcla de curiosidad, ilusión y un "nosequé" que no olvidaré nunca. Cuando finalmente todos entramos al inmenso plató y nos sentamos en sus gradas, y Luis hizo su aparición, los nervios no lo dejaron hacer la presentación que él quería. Claro, el "responda otra vez" le salía, en lugar de "A leer esta vez" pero rapidamente y tras una ovación del público para tranquilizarlo, mi pensamiento cambió totalmente: "Este tío es un crack". Su carácter abierto, dicharachero y lo que es mejor, su imagen detrás de las cámaras eran inmejorables. Imita a la "Pantoja de Puerto Rico" para no aburrir al público en los largos descansos del programa. Bromeaba con Chicho cada dos por tres y ahí, cuando te habías dado cuenta, Luis se había metido al público en el bolsillo. Cambio general de opinión. Llegué a escuchar por parte de un amigo: "Este tío se tiene que llevar el TP de oro al mejor presentador. Es fantástico". Así fue como conocí a Luis, pero sobre todo como pisé los Estudios Buñuel.

Fue un viaje largo, en torno a las ocho horas. Eso más lo que duró la grabación del programa es el resultado de mi rostro cansado (también esta foto me ha valido para darme cuenta que los años se están portando muy bien conmigo...) Pero valió la pena. Me topé con el padre practicamente de la televisión. El gran Chicho Ibañez Serrador andaba por los pasillos dando órdenes como el gran jefe que es y entró en plató para explicarnos la maratoniana jornada de grabación que nos esperaba. Chicas por aquí, extras por allá. Los ESTUDIOS BUÑUEL me encandilaron practicamente desde su entrada por lo que significaba y significa en la historia de la televisión. Aquellos estudios que llegué a pisar en tres ocasiones diferentes, y con el que compartí alegrías y penas junto al equipo del programa, presenció en su día el lanzamiento del gran Angel Garó en la séptima etapa del concurso, o las galas de Nochevieja que tanta audiencia consiguen siempre en TVE, vio a los Payasos de la tele hacer de las suyas y a Ana Obregón mojarse sugerentemente bajo el agua de la temida ducha. 

Los Estudios Buñuel cierran hoy con la nostalgia como telón de fondo y con la desesperanza de que en los nuevos que se construyan no se vuelvan a repetir los éxitos que aquellos estudios Chamartín consiguieron desde sus inicios.

Volver

Contacto

Manuel Devesa

© 2010 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode